10 Consejos para afianzar la Lactancia Materna

Fecha de publicación: 09-06-2017

Concienciación pública - Más de 170 países celebran la Semana Mundial de la Lactancia Materna con el fin de impulsar este derecho de los niños; alentar y proteger a las madres que amamantan y promover esa práctica de amor.

En el Hospital Centenario de Gualeguaychú las áreas de Nutrición y Enfermería trabajan en conjunto para sensibilizar sobre su importancia ya que puede contribuir a alcanzar diversos objetivos de desarrollo social. La lactancia materna es la mejor forma de alimentar a bebés y niños pequeños ya que es la única leche que garantiza protección contra enfermedades respiratorias e intestinales, entre otras, aporta las energías y vitaminas necesarias, además de fomentar el vínculo de la mamá con su hijo.

También es muy relevante para la salud de la mujer, ya que reduce el riesgo de contraer cáncer de mama y  de ovarios (efecto que aumenta a mayor plazo total de lactancia) y menor peligro de padecer osteoporosis.

Los datos científicos revelan que, a nivel poblacional, la lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses es la forma óptima y no se debe abandonar al menos hasta los 2 años, aunque complementada con otros alimentos como purés de frutas y verduras. Se debe extender hasta que el niño o la madre lo decidan y acompañar ese proceso con  información actualizada y veraz suministrada por profesionales idóneos.

Como sistema de salud, el Hospital apunta a respetar los derechos universales del bebé y asegurar a la mujer condiciones familiares y laborales dignas a fin de fortalecer la alimentación con leche materna.

En ese marco se inició con la exhibición del documental "Mam.ar: Confiar–vincular-amar", de la Asesora en Lactancia de la Ciudad, Soledad Bettendorff, en el Centro Municipal de Exposiciones y organizado por el "Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna Gualeguaychú".

El film es "una investigación con formato documental de género testimonial dónde los protagonistas son los profesionales de la salud y las mujeres lactantes exponen información e ideas, experiencias cotidianas y comprobaciones científicas para derribar mitos y prejuicios sociales sobre la temática", expuso Soledad Bettendorff.

Paralelamente, otra meta del documental es "reflexionar sobre el proceso natural, sexual y fisiológico de amamantar para restaurar nuestra capacidad de dar y recibir amor, reivindicando que la Lactancia materna es vida plena y saludable", puntualizó la Licenciada en Arte Visuales y Documentalista.

En ese sentido, el Supervisor de Enfermería, Lic. Sergio Sack, precisó que "las actividades durante esta semana están encaminadas en dos sentidos. Desde el punto de vista nutricional, se entrega folletería y explica por qué son importantes los aportes nutricionales y los beneficios de la leche materna que ayudan al crecimiento del bebé, no sólo desde el aspecto físico sino también intelectual".

Sack añadió que el sector de Enfermería se enfoca "en la concienciación de la Lactancia materna desde lo humano. Que la mamá tenga un acercamiento hacía su niño, el pecho, la relación piel a piel y, así, mejorar el nivel de defensas del bebé. A su vez apuntamos a que las embarazadas tomen conciencia de darse el tiempo apropiado para amamantar a su bebé dejando de lado las tareas en el hogar o del ámbito laboral".

Al encarar en forma dual las actividades de capacitación se dispone de material gráfico e imágenes que se proyectarán en el sector de Consultorios Externos de la Unidad Bicentenario, especialmente en Obstetricia, porque a esa área concurren las mamás embarazadas para sus controles. "Vamos a explicar la relevancia desde el punto de vista nutricional y humano porque el alimento y el afecto son fundamentales para que los bebés tengan la fuerza que necesitan durante el crecimiento y evitar enfermedades crónicas y degenerativas en su vida adulta", completó el Supervisor de Enfermería, Lic. Sergio Sack.

Una decena de consejos prácticos

  1. La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia exclusivamente materna desde la primera hora de vida; amamantar "a demanda" de lo que el niño pida sea de día o noche; y evitar los biberones y chupetes.
  2. Entre los beneficios para la salud del lactante, la leche materna es el alimento ideal porque les aporta todos los nutrientes que necesitan para un desarrollo sano. Es inocua y contiene anticuerpos que ayudan a protegerlos de enfermedades frecuentes en la infancia como la diarrea o neumonía, causas principales de mortalidad en la niñez en todo el mundo. 
  3. Para la madre también es beneficiosa ya que funciona como un método natural de control de la natalidad y reduce el riesgo de contraer cáncer de mama y de ovario, diabetes y depresión postparto.
  4. A largo plazo, propicia a los niños una buena salud. Los adolescentes y adultos que fueron amamantados tienen menor tendencia a sufrir sobrepeso u obesidad, diabetes y logran mejores resultados en las pruebas de inteligencia.
  5. Una madre que convive con VIH puede transmitir la infección a su bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia. Sin embargo, los antirretrovirales reducen el riesgo de transmisión y mejoran las posibilidades del niño a sobrevivir sin enfermarse con VIH. 
  6. La leche artificial no contienen los anticuerpos que hay en la leche materna; podrían acarrear riesgos asociados sino se asegura la salubridad en su producción o la presencia de bacterias en la preparación en polvo. Otro punto endeble es que suele estar diluidas para "ahorrar". 
  7. El Código Alimentario Internacional estipula que las etiquetas de las leches artificiales deben aclarar los beneficios de la lactancia materna y prohíbe que se ofrezcan muestras gratuitas a las embarazadas, madres o familias.
  8. Es esencial el apoyo a la mujer. Se aprende a amamantar y, al principio, muchas madres tienen problemas. Los centros de salud deben asesorar a las nuevas mamás en esta práctica.
  9. Muchas madres al reanudar su actividad laboral abandonan la lactancia parcial o totalmente porque no tienen tiempo suficiente o no disponen de instalaciones adecuadas para dar el pecho o extraerse y recoger la leche. Los empleadores tienen que asegurar un espacio seguro, limpio y privado para amamantar a sus hijos e incluso contar con guarderías en el lugar de trabajo.
  10. Para cubrir las necesidades crecientes de los niños, a partir de los 6 meses, se deben introducir alimentos sólidos en forma de puré como complemento de la leche materna. Sin embargo, se recomienda no reducir la lactancia materna, administrar esas papillas con cuchara o taza y no con biberón; y propiciar que los niños pequeños aprendan a comer alimentos sólidos por sí mismos.
En la Semana Mundial de la Lactancia materna con sus actividades orientativas, el Hospital Centenario, busca recordar que la leche de la mamá fomenta el desarrollo sensorial y cognitivo, protege y ayuda a una recuperación más rápida de las enfermedades, además de reducir la mortalidad infantil.

La Lactancia materna y el amamantamiento son un acto natural, un comportamiento aprendido y, nunca, es ofensivo.-


[DATA HC] La Lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. La Organización Mundial de la Salud y UNICEF lanzaron, en 1992, la iniciativa "Hospitales amigos de los niños" con el fin de fortalecer las prácticas de las maternidades en apoyo de la lactancia materna.-


Mas Noticias