Un 67.5 por ciento de los encuestados afronta riesgo cardiovascular

Fecha de publicación: 29-05-2018

Prevención - Así se desprende de la encuesta que realizó el Hospital Centenario Gualeguaychú durante el día mundial de la hipertensión.

Sobre 120 personas encuestadas a través de un cuestionario del Ministerio de Salud de la Nación, los alumnos de la Tecnicatura en Enfermería relevaron las condiciones de salud poblacional y procesaron esos datos. Los resultados arrojan que un 67.5 por ciento de los encuestados afronta un riesgo alto a moderado de padecer enfermedades cardiovasculares, siendo marcadamente superior entre las mujeres mayores de 55 años y los hombres desde los 45 años. Es leve el riesgo para quienes están por debajo de esa franja etaria alcanzando un 32.5 por ciento de los encuestados.

Esta información se obtuvo por un trabajo conjunto entre el Instituto María Inés Elizalde y el departamento de Enfermería del Centenario que concretaron las acciones promocionales de prevención en la vía pública y tomaron las encuestas.

Dentro de los puntos consultados a los 120 voluntarios se destaca también que la población es consciente de la existencia de las enfermedades de este tipo y suele medirse los niveles de presión arterial, dar a conocer a su médico de cabecera que la padece y registrar los índices de colesterol.

Sin embargo, no se aprecia una preocupación por las llamadas afecciones silenciosas como la diabetes y el colesterol. Al preguntarse si avisa en los controles médicos que tiene un colesterol o glucemia altos, la mayoría contestó que no lo hacen.

Al menos 9 de cada 12 encuestados dijo ser fumador y la mayoría de las personas admitió que sufrió en persona o dentro de su familia algún caso de infarto, accidente cardiovascular, ataque cardiaco o cerebral.

Consejos de vida
El Ministerio de Salud de la Nación, siguiendo los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud, indica los siguientes consejos para paliar y disminuir los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares en la población.

Son simples y directos: hacer ejercicio, comer sano y no fumar. Sirven para disminuir el peso, bajar la presión arterial, prevenir el aumento del colesterol y la diabetes o azúcar alta en sangre. Además, disminuyen la posibilidad de sufrir un infarto o un ataque cerebral.

Siempre que una persona desea calcular su riesgo cardiovascular lo mejor es acercarse al hospital o un centro de salud. Allí, el equipo profesional le va a consultar su sexo y edad, le medirá la presión, le preguntará si fuma y si tiene diabetes o colesterol.

De acuerdo al resultado, se deriva al paciente a una consulta médica para que evalué los pasos a seguir y establecer un cronograma de controles.-



Mas Noticias